¿Tomamos suficiente proteína?

0 Comments

Verónica Vélez es nutricionista y enfermera en el hospital de la fe de Valencia, y nos ha dejado un artículo muy interesante acerca de la ingesta de proteína.

En este post voy a hablar de una de las preguntas más frecuentes que tengo en consulta ¿tomo suficiente proteína?

La pregunta, ya no es tanto si tomamos suficiente proteína, si no si estamos tomando proteínas de calidad.

A mi consulta viene gente de todo tipo, tanto niños, personas con restricción de proteínas en la dieta, personas que necesitan mejorar alimentación o deportistas que necesitan incrementar las proteínas ingeridas, y cada uno de ellos tienen unas necesidades diferentes. Pero lo que tienen todos en común es que se necesita consumir una cantidad suficiente de proteínas y estas deben proceder de fuentes de calidad.

Para empezar comenzaremos explicando qué son las proteínas. Las proteínas  son macronutrientes con función estructural y plástica. Es decir, que son los componentes fundamentales de los que se construyen y reparan el organismo y sirve para sintetizar todo tipo de funciones. El organismo no las puede almacenar, por lo tanto es esencial ingerirlas con la dieta.

Las proteínas están formadas por aminoácidos. Existen 20 aminoácidos diferentes, de los cuales 9 son esenciales, es decir que no los podemos sintetizar y debemos ingerirlos con la dieta.

Para cubrir las necesidades proteicas, se debe ingerir entre 0,9 – 1 hasta 2,5g de proteína por kg de peso, dependiendo de las características personales. Y las proteínas de mejor calidad las podemos encontrar en la carne, el pescado, los lácteos, las legumbres y los frutos secos.

Lo que tenemos que tener en cuenta es consumir los productos de cada clase de la mejor calidad, evitando productos procesados o con demasiada grasa, y cocinarlos con los mejores ingredientes.

El mayor problema que me encuentro es que no todo el mundo tiene tiempo para cocinar o para elegir los alimentos de la mejor calidad. A menudo me encuentro con personas que comen demasiado embutido, fiambres, carne, pescados, lácteos y derivados demasiado procesados, que aparte de que aportan pocas proteínas, aportan grasas y azúcares que impiden que nos nutramos correctamente.

¿Cuáles son las señales de una deficiencia de proteínas?

  • Ponerse enfermo con frecuencia
  • Sentirse agotado
  • Tener dificultades para concentrarse

¿Cómo sé que necesito un complemento proteico?

Lo primero es acudir a un dietista – nutricionista que te revise la dieta y la adapte a tus necesidades.

Pero si haces ejercicio diariamente o no tienes tiempo para cocinar, o ambas cosas, una solución podría ser la suplementación proteica.

Una de las más recomendables es la proteína vegetal de Nutrilite.

¿Porque recomiendo esta proteína?

  • Porque aporta proteínas de origen vegetal, que no aportan grasas saturadas.
  • Es apta para personas que no toleran la proteína de la leche.
  • No contiene lactosa.
  • Pensada para personas vegetarianas o veganas que quieran optimizar su consumo de proteína.
  • Está compuesta por aminoácidos de proteínas de plantas, como las de cereales, procedentes del trigo, de legumbres, como la soja la soja y el guisante, lo que hacen que mejoren su sabor comparadas con otras proteínas vegetales. Esta combinación puede aportar los 9 aminoácidos esenciales en buena proporción y calidad.
  • Al ser procedentes de plantas, contiene menos de 0,5g de grasa por 10g de producto y el 80% del producto es proteína.
  • Es fácil de digerir.
  • Es muy versátil: se puede añadir a bizcochos, tortitas, batidos, masa de pan, sopas y bebidas calientes, espolvoreándola sobre cereales, macedonia, fruta, yogures, ensaladas o platos calientes como guisos y platos de pasta.
  • Se puede calentar y no se alteran sus propiedades.
  • La fórmula está producida siguiendo los estrictos requisitos de Kosher y Halal, aunque no cuente con la certificación.

Por todos estos motivos encuentro muy recomendable utilizar la proteína vegetal Nutrilite como parte de tu dieta habitual.

A mí me encanta tomarla a mitad de mañana o  mitad de tarde con un café, en sustitución de la leche, ya que al ser 80% proteína aporta saciedad y me da energía suficiente a mis músculos para afrontar el día, ya que soy una persona muy activa.

Te animo a que la pruebes y notes la diferencia. Con un sencillo gesto estarás ayudando a mejorar tu salud.

Categories: